Posts Tagged ‘patria potestad’

Qué es la crianza, sus consecuencias y cuáles son las obligaciones de crianza (Primera Parte)

julio 26, 2015

escribiendo derechoEn el artículo anterior hablábamos sobre los modelos de Crianza, ahora explicaremos otros más:

        Negligente.- Los padres y madres negligentes carecen del compromiso necesario para con sus hijas e hijos y la supervisión está ausente no controlan su comportamiento son fríos e insensibles con ellos. Los hijos de padres negligentes tienen permiso para hacer lo que quieren pero no cuentan con el apoyo para hacerlo.

En este modelo frecuentemente las niñas y los niños tienden a ser impulsivos, agresivos, carecen de independencia, con escaso interés por el logro y sin capacidad de asumir responsabilidades, en la adolescencia pueden mostrar patrones de ausentismo escolar y la delincuencia.

        Democrático  o autoritativo.- Los padres y madres a pesar de que ejercen control sobre sus hijas e hijos les dan la confianza de poder expresarse y tomar parte en el proceso de implantar las leyes o pautas en el hogar, reconocen sus derechos parentales y marentales como los de los menores y fomentan la independencia individual.

En este modelos los menores tienden a ser asertivos, independientes, responsables socialmente, capaces de controlar la agresividad, tienen confianza en si mismos y un alto grado de autoestima.

Es importantes que todos los adultos que tengan la responsabilidad de crianza respecto de un menor se pregunten después de haber analizado cada uno de los modelos de crianza descritos en los párrafos que anteceden, cual están empleando y si resulta en realidad benéfico para el menor, debiendo considerar que tienen el deber de de cumplir con las obligaciones de crianza que la ley para la Familia estable en su artículo 247Bis:

“Quienes ejerzan la patria potestad o la guarda y custodia provisional o definitiva de un menor independientemente de que vivan en el mismo domicilio, deben de dar cumplimiento a las siguientes obligaciones de crianza:

I.- Garantizar la seguridad física, sicológica y sexual;

II.- Fomentar hábitos adecuados de alimentación, de higiene personal y de desarrollo físico. Así como impulsar habilidades de desarrollo intelectual y escolares;

III.- Realizar demostraciones afectivas, con respeto y aceptación de estas por parte del menor;

IV.- Determinar limites y normas de conducta preservando el interés superior del menor “lo mejor para el menor”

V.- Se considerara incumplimiento de las obligaciones de crianza, el que sin justificación y de manera permanente y sistemática, no realicen las actividades señaladas; lo que el juez valorará en casos de suspensión de la patria potestad, de la determinación de la guarda y custodia provisional y definitiva, y el régimen de convivencia. No se considera incumplimiento de estas obligaciones el que cualquiera de los progenitores tenga jornadas laborales extensas. Quedan exceptuados de esta obligación los que fueron condenados a la perdida de la patria potestad, u otorgaron su consentimiento para que su hija o hijo fueran dados en adopción”.

Todas aquellas y aquellas personas que cumplan con estas obligaciones tendrán la satisfacción de estar asegurando y protegiendo los derechos de la niñez.

Lic. Antonia González Hernández

Coordinadora de los Consejos de Familia

del Poder Judicial del Estado de Hidalgo.

Cualquier duda, comunícate con nosotros en:

@Habla_Derecho

Hablando Derecho

comunicatsjh@gmail.com

ADOPCIÓN

octubre 9, 2013

Escribiendo Derecho

Escribiendo+DerechoPor el Mag. Jorge Antonio Torres Regnier

En Hidalgo, la adopción es una institución que permite incluir a un menor al seno de una familia, cuando éste carece de las personas que ejercen la patria potestad o tutela sobre él, o cuando teniéndolas hayan sufrido de la perdida de las mismas.

Esta figura jurídica es “plena”, quiere decir, que se crean vínculos jurídicos entre el adoptante con toda su familia en relación al o los adoptados; a diferencia de la adopción “simple” que sólo se refiere a la relación jurídica entre adoptantes y adoptados. Es posible adoptar más de un niño, gracias a la reforma que tuvo la Ley para la Familia del Estado de Hidalgo del 05 de noviembre del 2007.

La adopción puede generarse cuando las personas se unen en matrimonio,  o se trate de una pareja concubinaria o cuando sean solteros (hombre y/o mujer); cabe señalar, que en esta institución jurídica lo que se resalta es la calidad humana de los adoptantes, pues de ello depende el bienestar, seguridad y respeto a la integridad y dignidad humana de los adoptados.

Quienes pretendan adoptar, deberán acreditar los requisitos siguientes: cuando menos tres años de matrimonio, una edad mínima de 25 años de los adoptantes, una diferencia de edades no mayor de 45 años y tener por lo menos 18 años de edad más que el que se pretenda adoptar y por supuesto el consentimiento de quien ejerza la patria potestad o tutela o de aquel que haya acogido durante seis meses al menor y lo trate como hijo.

Cuando sean desconocidos los padres del menor y por consiguiente, carezca de un tutor se necesita el consentimiento del Ministerio Público y para el caso,  la anuencia del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, DIF Hidalgo, a través del titular de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, cuando se encuentre a su cuidado y no haya quien ejerza la patria potestad o  tutela, o haya sido declarada su pérdida, así como cuando se traten de menores expósitos o abandonados por más de seis meses consecutivos. Es importante destacar, que siempre deberá otorgar el menor su consentimiento cuando tenga más de 12 años.

Además de los requisitos mencionados, los adoptantes deberán contar con los recursos económicos suficientes para alimentar al menor, que provengan de buenas costumbres, de una buena salud, demostrar que será benéfica la adopción para el adoptado y lo más importante, su idoneidad, previa valoración psicológica y socioeconomía realizada a través del Sistema para el Desarrollo Integral para la Familia, DIF Hidalgo (artículo 208, fracción IX de la Ley para la Familia para el Estado de Hidalgo) con este último requisito se resalta que, si para el caso fuese una persona soltera, con independencia de las preferencias sexuales que tenga o unida en matrimonio donde sea permisible tal unión, tendrán que someterse a este importante requerimiento.

Por lo cual, la calidad de vida que pudieran tener los adoptados, no depende del color de piel, religión, creencias, nacionalidades o preferencias sexuales de quienes pretenden adoptar; pero su idoneidad, tendrá que ser previamente valorada en el ámbito psicológico, para evitar que carezcan de perversidades y sociopatías.

El segundo elemento a valorar es el  socioeconómico, para vincular una seguridad y certeza en la tranquilidad y desarrollo armónico de los adoptados; por supuesto, siempre se deberá de tomar en cuenta la calidad ético-moral para este efecto y la dación de los satisfactores psicoemocionales entre adoptantes y adoptados.

Todo esto, en aras de proteger el Interés Superior del Niño, que regula la Convención de los Derecho del Niño celebrada en Ginebra, Suiza. En definitiva, todas las autoridades vinculadas en el procedimiento de adopción, deberán de proteger y actuar oficiosamente a favor de los adoptantes.

*Presidente de la 2da Sala Civil y Familiar del TSJ

Cualquier duda, comunícate con nosotros en:

@Habla_Derecho

Hablando Derecho

comunicatsjh@gmail.com