Mágico cierre de temporada de OSUAEH con el Cascanueces

Pachuca, Hgo.- Una noche llena de encanto y un ambiente navideño ofreció la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH), con el asombroso recital Nochebuena Sinfónica, a los habitantes de la capital hidalguense que, atentos, descubrieron la historia del Cascanueces, un cuento tradicional de las fechas decembrinas.

Con gran expectación, después de la tercera llamada, delante del telón, apareció la figura de un personaje vestido con ropas de colores, quien relataría la historia durante la noche. Anunció que su nombre era Wicho y que era cuentacuentos; presentó a los músicos de la embajadora cultural de la máxima casa de estudios de la entidad para dar comienzo a los acordes de la obra de Piotr Ilich Tchaikovsky.

Al abrir las cortinas rojas del escenario, aparecieron los personajes que darían vida a la historia, maravillosos bailarines del Ensamble de Danza Clásica de Ollin Yoliztli de la Ciudad de México.

La velada comenzaba a desprender magia con cada movimiento de los bailarines en el escenario, durante la fiesta que los padres de Fritz y Clara -personajes de Ernst Theodor Amadeus Hoffmann- ofrecían a sus amigos del pueblo de Nuremberg, con ejecuciones de baile que llevaron al escenario a un juguetero con poderes mágicos, sus juguetes que parecían cobrar vida y un valeroso Cascanueces que durante el sueño de Clara cobraba vida para enfrentarse a un ejército de ratones para salvarla en una feroz batalla.

Mágico cierre de temporada de OSUAEH con el Cascanueces .jpg

Después de  la lucha del Cascanueces contra el Rey de los Ratones, en la que el muñeco vuelto a la vida gana, Wicho dio aviso de un intermedio, oportunidad perfecta de los asistentes para intercambiar experiencias y de que los niños que asistieron a la puesta en escena, preguntaran a sus padres por el futuro del Cascanueces.

Procurando las miradas asombradas del público, Clara y el Cascanueces aterrizaron en el mundo del castillo mágico en el Reino de los Dulces,  donde conocieron a los habitantes del lugar caracterizado por estar lleno de diversas culturas que, a través de danzas españolas, chinas y rusas, llevaron a vivir a los asistentes un momento de alegría y belleza sobre el escenario.

Posteriormente, acompañada de pequeños dulcecitos, la Mamá Bombón apareció y causó risas de los pequeños que disfrutaron la puesta en escena en el Auditorio Gota de Plata.

En perfecta sincronía con los acordes de la orquesta de la UAEH, los Mirlitones y las bailarinas de colores ejecutaron con delicada soltura y perfección movimientos que dieron paso a los bailarines de la Danza árabe, que con sus trajes evocaban a los cuentos del Medio Oriente.

Los reyes del castillo se abrieron paso en el escenario, para seguir el ritmo de los más de 80 músicos dirigidos por Gaétan Kuchta que interpretaban Pas de deux, una de las piezas más significativas de la obra.

Después de los aplausos que acompañaron el final del último cuadro, se escuchó el Vals final y Apoteosis acompañado por el anunció final de Wicho para agradecer al ballet y pedir un aplauso para la sobresaliente actuación de la OSUAEH.  Para cerrar la noche, Gloria Tovar de Pontigo, presidenta del Voluntariado Universitario, entregó un ramo de flores por su espléndida colaboración a los representantes de los participantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: