Posts Tagged ‘menores de 18’

Oportunidades para que jóvenes no ingresen al crimen organizado

agosto 10, 2013
  • En seis años, 21 mil asesinados, entre 12 y 25 años de edad
  • Diputados piden que el Ejecutivo federal cree políticas para este sector

Palacio Legislativo. México, D.F.-  Los diputados Ricardo Mejía Berdeja y Ricardo Monreal Ávila, de Movimiento Ciudadano, sostienen que es necesario atender a los 21.2 millones de menores de 18 años que se encuentran en condición de pobreza, de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

De igual manera, contemplar a 36.2 millones de jóvenes entre 12 y 29 años, de los cuales el 53.8 por ciento está en situación de vulnerabilidad.

Ante este panorama, los diputados promueven un punto de acuerdo para que el Ejecutivo federal, a través del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJ), diseñe, impulse e implemente, de manera transversal, programas y políticas públicas que garanticen a las juventudes mexicanas el acceso a educación, empleo y servicios de salud de calidad que permitan su desarrollo integral.

“Se debe revertir el abandono por parte del Estado hacia este sector” a través de esa estrategia, precisaron Mejía Berdeja y Monreal Ávila.

Los legisladores mencionaron que la juventud se enfrenta en un estado de vulnerabilidad debido a la falta de oportunidades tanto en educación como en el mercado laboral.

De acuerdo con el CONEVAL, continuaron, en 2010, el 68 por ciento de la población juvenil no contaba con acceso a seguridad social, el 44.7 por ciento a los servicios de salud y 18.1 por ciento tenía rezago educativo.

Además, señalaron que los jóvenes que viven en áreas rurales y urbanas presentan distintas carencias y falta de oportunidades para beneficiarse de políticas públicas y programas sociales.

Comentaron que para Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del CONEVAL, “los jóvenes urbanos son el sector de la población más vulnerable, pues cada vez se reducen las posibilidades de que accedan a un empleo o cursen estudios de nivel superior, además de que son los menos favorecidos por los programas sociales”.

Destacaron que el porcentaje de jóvenes que no asiste a la escuela ni tiene empleo resulta alarmante, pues según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) México ocupa el tercer lugar en estos rubros, sólo tras Turquía e Israel.

Puntualizaron que en el informe “Panorama de la educación 2013”, realizado por la OCDE, revela que en México el 24.7 por ciento de la población de 15 a 29 años, carece de educación y de trabajo. Las mujeres son más afectadas, 37.8 por ciento, que los hombres, 11 por ciento.

Como la juventud del país no cuenta con oportunidades en educación y en el mercado laboral, el crimen organizado aprovecha para incorporarlos a sus filas, ya que a los menores de edad no se les aplican sanciones considerables.

Indicaron que de las más de 100 mil personas asesinadas entre 2005 y 2011, el 90 por ciento fueron hombres, de los cuales el 22 por ciento tenían entre 18 y 25 años, es decir 19 mil 801 jóvenes, sumados a los tres mil 804 entre 12 y 17 años; en el caso de las jóvenes, 2 mil 152, entre 18 y 25 años, fueron asesinadas, igualmente que 925 que tenían entre 12 y 17 años de edad.

Además, se encontró que el 12 por ciento de los hombres jóvenes asesinados no tenían ni primaria completa y 32 por ciento no llegó a secundaria. En cambio, los hombres que completaron la universidad no representan ni el 4 por ciento de los hombres asesinados, de 18 a 25 años; es decir, que conforme aumenta la escolaridad, se observa una disminución en homicidios de hombres.

Aprueba comisión dictámenes en educación sexual a menores y fortalecimiento del Código Esperanza

abril 13, 2013

•             También exhortará a PGJ del Estado de México a dar respuesta inmediata a casos de feminicidios en la entidad.

Palacio Legislativo. México, D.F.-  Los diputados integrantes de la Comisión de la Niñez aprobaron por unanimidad dictámenes con respecto a la educación sexual a menores en escuelas, así como al fortalecimiento del Código Esperanza, sistema que da seguimiento a niños desaparecidos.

Durante su quinta reunión ordinaria fue puesto a consideración el exhorto a los tres órdenes de gobierno, Secretaría de Salud y Secretaría de Educación Pública para aplicar programas de educación sexual en los niveles básicos y mejorar, ampliar y actualizar las secciones concernientes al tema en los planes de estudio.

La propuesta se apoya en un estudio del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Públicas (CESOP) de la Cámara de Diputados, cuyos datos señalan que entre el año 2000 y 2011, la tasa de natalidad en madres adolescentes ha incrementado del 17.1 al 19.2%, esto es, 400 mil menores de 18 años quedan embarazadas al año en México.

Los diputados de la comisión buscan integrar valores a la educación pública, tales como logros académicos, la planificación familiar y el proyecto de vida, y acercar a todos los involucrados en el desarrollo del niño y la niña para aminorar las estadísticas que, consideran, son alarmantes.

“La educación sexual tiene que ver con un proceso integral de formación y de educación de nuestros niños, la información es fundamental y tal proceso debe ir acompañado por los padres y los maestros”, apuntó la diputada Carmen Lucia Pérez Camarena (PAN).

Más datos del órgano de estudios mencionado agregan que el 15% de la población de entre 12 y 17 años afirmó tener una vida sexual activa, de los cuales el 85% la inició a los 15 años o antes.

Dentro de la misma reunión fue aprobado un exhorto a gobernadores para que, de manera responsable, fortalezcan y vigilen la aplicación del Código Esperanza o su equivalente en sus respectivos estados.

El Código Esperanza es un sistema de búsqueda inmediata de menores extraviados basado en el programa internacional Alerta Amber de Estados Unidos, que ya se encuentra en funcionamiento en los estados fronterizos de Nuevo León y Tamaulipas.

“Este exhorto a los poderes ejecutivos estatales es favorable para que la comunidad se entere a través de los medios de comunicación de la desaparición de una persona y coadyuve en proporcionar información a las autoridades para su pronta localización. Es un acto de protección a niñas, niños y adolescentes extraviados”, afirmó Lucila Garfias Gutiérrez (Nueva Alianza).

De acuerdo con los diputados de la Comisión de Derechos de la Niñez, entre los objetivos del Código Esperanza está implementar un mecanismo ágil y eficiente de búsqueda, establecer la colaboración entre los tres órdenes de gobierno, medios de comunicación, empresas y sociedad para ponerlo en marcha, crear un modelo para implementarlo en las 32 entidades federativas y capacitar adecuadamente al personal involucrado en su operación.

Otra de las discusiones en la reunión ordinaria de la comisión consideró los casos de violación y homicidio en el Estado de México, por lo que sus diputados integrantes exhortarán a la Procuraduría General de Justicia de la entidad a llevar a cabo investigación pronta y expedita para llevar ante un juez competente a quien resulte responsable de la comisión de tales delitos.

De acuerdo a cifras del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, del 2005 al 2010 se perpetraron 922 asesinatos de mujeres. La mayoría de éstos se concentran en los municipios de Ecatepec, Netzahualcóyotl, Tlalnepantla, Toluca, Chimalhuacán, Naucalpan, Tultitlán, Ixtapaluca, Chalco y Cuautitlán.

La presidenta de la comisión, diputada Verónica Beatriz Juárez Piña (PRD), citó el reciente caso de la violación perpetrada por un policía municipal a una adolescente en el municipio de Chimalhuacán, acto en el falleció el novio de la agredida al tratar de detener a uno de los agresores que acompañaban al miembro de la seguridad local.

Niñas y niños de primaria ya presentan problemas de dependencia alcohólica

marzo 29, 2013

•             Ante el incremento de adicciones, la diputada Crystal Tovar Aragón (PRD) propone reformas en materia de prevención

Palacio Legislativo. México, D.F.- En México, tres por ciento de niñas y niños en edad escolar primaria presenta problemas de dependencia alcohólica, en tanto que el consumo entre hombres de 12 a 17 años pasó de 10.5 a 11 por ciento, y el de las adolescentes se duplicó a 7.1 por ciento.

Así lo establece la diputada Crystal Tovar Aragón (PRD) en una iniciativa de reformas a la Ley General de Salud, en la que señala que es necesario modificar la estrategia nacional para el combate y prevención de las adicciones en jóvenes y adolescentes, pues en los últimos 10 años no ha dado resultados positivos.

Con las modificaciones a los artículos 185 y 191 de esa ley se busca que se imparta orientación a los jóvenes sobre los efectos del alcohol y otras drogas, pues son una de las amenazas más graves para la juventud, que se han incrementado de manera alarmante.

Explicó que en menores de 18 años, el consumo de alcohol daña el tejido cerebral, hepático y pancreático. “Por ello, la cuarta causa de muerte entre mujeres y hombres de 12 a 17 años es la cirrosis hepática” y, de acuerdo con información de los Centros de Integración Juvenil, AC, se estima que 392 mil adolescentes tienen dependencia al alcohol, de los cuales 146 mil son mujeres.

Además, se debe identificar a la juventud como un sector de alto riesgo de caer en algún tipo de adicción, pues de acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones 2011, el 12.3 de los jóvenes fuma tabaco. “El Poder Legislativo debe contribuir para evitar que adolescentes y jóvenes entre 12 y 17 años inicien con la destrucción de su vida”, enfatizó.

Refirió que la mariguana es la droga de mayor consumo entre los varones adolescentes en zonas urbanas con un nivel del 2.6 por ciento, mientras que para las mujeres jóvenes es de 0.7 por ciento. En el caso de la cocaína, se incrementó cinco veces el consumo adolescente con relación a 2008, cuando era de 0.1 por ciento. Para 2011, 0.6 por ciento de las mujeres jóvenes consumieron esa sustancia.

“Las adicciones han penetrado a una población cada vez más joven; personas a partir de los doce años han consumido algún tipo de droga y sólo uno de cada cinco recibe atención con programas de rehabilitación”, enfatizó.

Dijo que según los últimos resultados de esa encuesta, el grupo de mayor riesgo para el inicio en el consumo de drogas son las personas entre los 12 y 29 años de edad, sobre todo, en zonas urbanas, donde el uso de estupefacientes durante el último año fue de 1.9 por ciento, contra el 1.5 en promedio a nivel nacional.

Tovar Aragón propuso que a través del Programa Contra el Alcoholismo y el Abuso de Bebidas Alcohólicas, así como del Programa contra la Farmacodependencia, del Consejo Nacional Contra las Adicciones, se contemple la educación de jóvenes como método de prevención.

La reforma plantea que la Secretaría de Salud, gobiernos estatales y el Consejo de Salubridad General se coordinen para impartir educación sobre los efectos del alcohol y el consumo de estupefacientes, sustancias psicotrópicas y otras que produzcan dependencia, dirigida a niños, adolescentes, jóvenes, obreros y campesinos, a través de métodos individuales, sociales o de comunicación masiva.

Además, que fomenten actividades cívicas, deportivas y culturales que coadyuven en la lucha contra el alcoholismo, especialmente en zonas rurales, grupos de población que se encuentren entre los 12 y 29 años y los considerados de alto riesgo.