El Derecho Civil y su relación con las personas

Por Emilio López Peña*

I

Ésta es una de las ramas del derecho privado que regula las relaciones entre particulares e influye en muchas actividades del ser humano.

Para el jurista Eduardo García Máynez, el Derecho Civil establece consecuencias de hechos y actos de la vida humana y la situación jurídica del ser humano en relación con sus semejantes o las cosas.

En consideración de Rafael de Pina, otro jurista mexicano, nos dice que al Derecho Civil se le puede considerar en dos sentidos, uno como “un conjunto de normas referentes a las relaciones entre personas en el campo estrictamente particular” y también una rama de la ciencia del derecho.

Al respecto Ignacio Galindo Garfias explica el Derecho Civil es la “Rama del derecho privado constituido por un conjunto de normas que se refieren a las relaciones jurídicas de la vida ordinaria del ser humano, en su categoría de persona”.

                                                                                  II

La amplia información que dan los autores de la dogmática jurídica, expone toda una serie de definiciones que se remontan con la expresión ius civile y a los jurisconsultos romanos, como Ulpiano y Gayo.

El emperador Justiniano ordenó la codificación de estas reglas que se contrapuso al Derecho Canónico; posteriormente en la Edad Media con nuevas reglas jurídicas que se sumaron, se conoció como Corpus Iuris Civile.

De esta manera, el Derecho Civil como derecho privado, que regulaba las relaciones entre particulares, se desarrolló en los diferentes pueblos y naciones durante el Renacimiento hasta llegar a la Revolución Francesa, como lo refiere Edgar Baqueiro y Rosalía Buenrostro, “los sujetos de las relaciones reguladas por él son los seres humanos como tales, independientemente de su ocupación o función social, título profesional o nacionalidad”.

III

Es en la época del Imperio de Napoleón, cuando la legislación francesa influyó en muchos países, sobre todo en Latinoamérica y desde luego en México, todo ello al tenerse la primera codificación del mundo con el Código Civil de 1804, un prototipo para naciones de Europa y otras más.

“México no escapó a esta influencia y nuestro legislador, se inspiró en dicho código civil, adoptando su sistemática y disposiciones”, explica la investigadora María Leona Castañeda.

En las diversas codificaciones de las entidades del país, estas regularmente dividen su contenido en cinco partes: personas y familia, bienes, sucesiones, obligaciones civiles y contratos civiles, temas todos ellos ligados a la vida privada de los individuos.

BIBLIOGRAFÍA: Baqueiro, Edgard y Buenrostro, Rosalía. Derecho Civil, Introducción y Personas. 2ª. Edición. Oxford. Castañeda Rivas, María Leoba. El Derecho Civil en México, Dos siglos de historia. 2013. Porrúa. De Pina, Rafael y De Pina Vara, Rafael. Diccionario de Derecho. 32ª. Edición, 2003. Porrúa. Galindo Garfias, Ignacio. Derecho Civil. Diccionario Jurídico Mexicano. 2004. Instituto de Investigaciones Jurídicas. UNAM Porrúa. García Máynez, Eduardo. Introducción al estudio del derecho. 55ª.Edición. Porrúa, 2003.

*Maestro en Derecho Civil

Comentarios:  e-mail lope62052@yahoo.com.mx

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s