El escritor maya Luis Antonio Canché Briceño recibió el Premio de Literaturas Indígenas de América 2022 (PLIA)

  • Con el premio se busca  promover la igualdad en derechos de los hablantes de lenguas nativas

Ciudad de México.- Durante la ceremonia celebrada en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, FIL, el escritor yucateco Luis Antonio Canché Briceño, recibió el Premio de Literaturas Indígenas de América, PLIA 2022 por su obra K’i’ixib máako’ob / Los Hombres Espinados, en la categoría de cuento.

Respecto del género literario seleccionado para la convocatoria del presente año, y la relevancia del premio, el rector del CUNorte, Uriel Nuño Gutiérrez, en representación del Rector General de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí, señaló “Es un medio importante que nos ha permitido difundir y a la vez, fortalecer la presencia e importancia de las lenguas originarias de nuestro continente; así mismo, desde este espacio hemos consolidado los mecanismos para resguardar la memoria social de los pueblos, dado que a través de la difusión de las diferentes manifestaciones literarias que han estado presentes en el PLIA, hemos sido testigos de la capacidad creadora de escritores y escritoras que escriben en la lengua que aprendieron de sus padres y ancestros”.

De igual forma, abundó sobre el cuento y su presencia en las propias comunidades “A partir de la riqueza de los trabajos recibidos a concurso, constatamos que el cuento, en el medio indígena, es un medio eficaz para actualizar las representaciones en torno al universo y sus múltiples componentes, tanto los que forman parte de la naturaleza como aquellos otros que hacen referencia a lo sagrado y sus manifestaciones. El cuento, como nos han dejado claro, recrea, reinventa, resignifica; es un medio a la vez que un fin para hablar sobre aquello que es importante para un pueblo. Es decir, el cuento cumple con una función social que es necesario fortalecer.

Recordó que el comité interinstitucional de este premio está conformado por instancias del gobierno federal, estatal y de la Universidad de Guadalajara, con la colaboración de la FIL Guadalajara y que gracias a esta suma de esfuerzos “Nos ha permitido enaltecer la riqueza de las lenguas indígenas de nuestro continente, y abrir un espacio de expresión, revitalización y refuncionalización para las mismas”, concluyó el maestro Nuño Gutiérrez.

Por su parte, la Coordinadora General de Concertación del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, INALI, Alma Rosa Espíndola, representando a la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y al INALI, puntualizó lo siguiente “Nuestro galardonado es parte de un pujante movimiento de escritores y escritoras en alguna de las 68 lenguas indígenas de México y entregar este premio en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara es sin duda también una distinción. En nuestro país existe una larga tradición de escritura bilingüe, lenguas indígenas y español, el trabajo de quienes escriben en lenguas indígenas ha coadyuvado a construir y recrear la memoria de sus pueblos. Gracias a sus escritos, las niñas, los niños y la juventud en general, se han acercado a leer y escuchar su interacción con el medio ambiente, personajes y conocimientos locales”.

Apuntó que la labor de las y los escritores que provienen de pueblos originarios, “Es vital para mantener vivas las lenguas que se hablan en el país. Es sin duda, aspiración de todos nosotros, y de las instituciones que impulsan este pueblo, que la ciudadanía en general pueda poner en valor a las lenguas indígenas. Que se valore el bilingüismo, no sólo español lenguas extranjeras, sino el bilingüismo en español y lenguas indígenas. La sociedad nacional e internacional ha conocido a través de las y los escritores, la existencia de otros idiomas en México, además del español. Así, la literatura se convierte en un buen camino por el cual se puede acercar a la comunidad lectora a la configuración del mundo indígena”.

Reconoció en quienes escriben en lenguas indígenas “Su tesón, su perseverancia, y su capacidad de coexistir en dos mundos, de comprender los saberes más arraigados, que se aprenden en lengua materna, y al mismo tiempo, comunicarlos con admirable sensibilidad y belleza en la lengua de convivencia entre los mexicanos, que es el español. Por lo cual, es innegable que el premio que hoy se entrega es más que merecido”.

El Presidente del Comité Interinstitucional del PLIA, maestro Gabriel Pacheco Salvador, reflexionó en torno a los problemas actuales y las luchas propias de los pueblos indígenas “La sociedad debe reconocer y respetar las pertenencias de cada pueblo, para garantizar una comunicación entendida entre las partes. No debe haber presión social para hablar las lenguas dominantes, a cambio de desaparecer las lenguas indígenas. Los pueblos indígenas tienen derecho a utilizar, a fomentar, transmitir a las generaciones futuras los saberes, idiomas, tradiciones orales, filosofías, sistemas de escritura y literatura. Esta realidad exige a los escritores en lenguas indígenas a escribir, promover y publicar obras literarias que ayudan a frenar el deterioro de sus culturas y lenguas”.

En este sentido, destacó que Los Hombres Espinados, recupera y recrea elementos culturales y recursos literarios de la cultura maya, además de que destaca el ambiente comunitario y la cotidianidad de los campesinos mayas.

“Este premio otorgado se lo dedico a quienes creyeron en mis letras y me dieron el impulso para seguir aprendiendo, pero, sobre todo, para nunca abandonar la escritura. Si no hubiera aprendido a leer y escribir en lengua maya, hoy no estuviera acá celebrando con ustedes”.

“La literatura tiene muchas facetas, hay ocasiones en que suele ser un manifiesto, otras veces permite darle voz a personas que quizá nunca vayan a ser escuchadas, tal y como sucede en las lenguas indígenas, y en ellas está la recreación de momentos, de situaciones que se viven en la actualidad o a través de la descripción de un mundo en el que habitaron nuestros antepasados, con esa vasta cultura que aún está vigente. Anhelo que algún día puedan leer K’i’ixib máako’ob / Los Hombres Espinados”.

“Hoy, se atestigua que aún hay mucho qué contar desde nuestras comunidades, que tenemos un acervo muy valioso, en donde se han plasmado un sinfín de visiones, a través de libros que debemos regresarles a los pueblos. Deseo que nuestras lenguas indígenas recorran el mundo, que nunca desaparezcan, que siempre celebremos la palabra escrita en la lengua que aprendimos de nuestros antepasados”, concluyó Luis Antonio Canché, extendiendo su alegría a su familia y amigos.

Para la edición 2022 la Comisión Interinstitucional del PLIA, eligió como jurados al doctor Ariruma Kowii Maldonado, ecuatoriano de nacionalidad kichwa, y al maestro Marceal Méndez Pérez, hablante de lengua tseltal; Cabe destacar que el jurado hizo Mención Especial al escritor Fidel Almirón Quispesivana, peruano quechua hablante, por la obra Phuquch’ala, quien recibió un reconocimiento durante la ceremonia.

Las obras premiadas en años anteriores pueden consultarse en la página www.cunorte.udg.mx/plia. La ceremonia de entrega del PLIA 2022 se realizó el viernes 2 de diciembre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s