Trabaja Conagua con los gobiernos de Hidalgo, de la Ciudad de México y del Estado de México acciones para evitar nuevas inundaciones en Tula

*Necesaria, la coordinación entre los tres órdenes de gobierno para evitar la ocurrencia de nuevos eventos catastróficos.

El director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Arturo Martínez Santoyo, participó el día de hoy en una reunión y un recorrido de trabajo con autoridades de los gobiernos de Hidalgo, de la Ciudad de México y del Estado de México, así como de la presidencia de Tula para presentarles una serie de acciones previstas para evitar nuevas inundaciones en dicho municipio hidalguense.

En la reunión, estuvieron presentes el secretario de Gobierno del Estado de Hidalgo, Simón Vargas Aguilar; la secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México, Marina Robles García; el director general de Infraestructura Hidráulica de la Comisión del Agua del Estado de México, Lenin Adcel Ramírez Villanueva, y el presidente municipal de Tula de Allende, Manuel Hernández Badillo, entre otros funcionarios.

En el encuentro, la Conagua explicó que para atender la problemática presentada en el río Tula, la Conagua tiene contemplado implementar acciones a corto y mediano plazo, en colaboración con la Secretaría de Marina (Semar), los gobiernos de las tres entidades y del municipio de Tula.

El objetivo es concretar —a más tardar en junio de 2022— un plan de obras que den certidumbre a la seguridad de las personas y su patrimonio, previo al inicio de la temporada de lluvias.

Se informó que la Semar y la Conagua trabajan ya en la primera fase de las obras de desazolve y ampliación del río Tula, labores que serán continuadas en una segunda etapa durante 2022. Asimismo, en enero del mismo año iniciarán otras obras del plan hídrico, que serán coordinadas por la Comisión Nacional del Agua.

Dicho plan considera, entre otras, acciones de desazolve y ampliación del río Tula, trabajos de adecuación en diferentes puentes, rectificación del río, construcciones de bordos y actualización de protocolos de operación conjunta en temporadas de lluvias.

Adicionalmente, los gobiernos de Hidalgo y de Tula de Allende desarrollarán trabajos técnicos y de gestión social que permitan avanzar en el retiro de las obras y vegetación —para la cual se evaluarán alternativas de trasplante y no sólo de tala— que se encuentra en el cauce federal.

Se informó también que las inundaciones de septiembre pasado se debieron a un evento fortuito generado por la acumulación extraordinaria de lluvias como no había ocurrido en al menos 50 años.

Por su parte, el secretario de Gobierno del Estado de Hidalgo se comprometió a trabajar con la autoridad federal para desarrollar un trabajo social y político con quienes se han asentado en el cauce del río.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s