Llama UAEH a ser conscientes y erradicar violencia contra la mujer

*Muchas mujeres son violentadas independientemente de su nivel de estudios y estatus social, en donde las universitarias no son la excepción

*La defensora externó su compromiso para atender a las personas que sufren de violencia de género, así como hostigamiento laboral y sexual dentro de la institución

Pachuca, Hgo. – El confinamiento a causa de la pandemia por COVID-19 agravó la violencia contra las mujeres, pues los feminicidios aumentaron en 7.1 por ciento en los cinco primeros meses de 2021 e incrementaron las llamadas de auxilio por violencia doméstica, por ello, la Defensoría de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) hizo un llamado a tomar conciencia de este problema social mediante una videoconferencia impartida con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer que se conmemora cada 25 de noviembre.

En la videoconferencia “Las mujeres universitarias ante la otra pandemia: la violencia”, la defensora Martha Guadalupe Guerrero Verano refirió que las autoridades de salud exhortaron a la población a mantenerse en casa para evitar contagios por COVID-19, pero es en el espacio doméstico o particular donde muchas mujeres enfrentan diferentes tipos de violencia.

La defensora informó que del 28 de febrero de 2020 al 13 de abril del mismo año se registraron 367 feminicidios en México, según los datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. Asimismo, hubo 969 víctimas durante el año pasado, y en lo que va del 2021 se han reportado 842 víctimas de este delito, además de una gran cantidad de llamadas de auxilio por violencia doméstica.

Citó que en México los feminicidios aumentaron un 7.1 por ciento en los cinco primeros meses de 2021. Desde marzo de 2020 a julio de 2021 se registraron mil 345 feminicidios, cuatro mil 411 homicidios culposos y 337 mil 033 delitos de violencia familiar, lo que apunta a que el confinamiento a causa de la pandemia por coronavirus agravó la violencia contra las mujeres, en donde muchas no se atreven a denunciar porque su agresor las amedrenta o amenaza.

Esto demuestra que durante el aislamiento se detonó la violencia en el hogar, no solo a través del maltrato físico, sino psicológico, patrimonial, económica, sexual y, más recientemente, la digital o mediática, que son ejercidas principalmente por la pareja u otros miembros de la familia. “La violencia psicológica es la que se ejerce a través de las palabras, la desvalorización y humillación que se da a través de ofensas”, ahondó la funcionaria.

En ese contexto, el caso de Olimpia Coral Melo, quien sufrió de violencia digital, impulsó una Ley en diferentes entidades del país, así como en el Código Penal Federal. De esa forma se adicionó a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia con tres artículos sobre la violencia digital y mediática.

Con ello, la persona que divulgue, distribuya o publique imágenes, videos o audios de contenido sexual de alguien, videograbe, audiograbe o fotografíe sin su consentimiento será sancionado con una pena de tres a seis años de prisión, y una multa de 500 a mil unidades de medida y actualización.

Es preocupante, dijo la defensora, que pese a las campañas sociales de concientización, muchas universitarias como estudiantes y profesoras han sido agredidas en sus hogares por sus propias parejas, o sus padres, lo que se ha manifestado incluso en las clases virtuales que toman, donde no activan sus cámaras para que no las vean golpeadas o las reprenda el agresor.

“No importa el nivel de estudios que se tenga o el estatus social, cualquier persona puede padecer violencia en sus hogares, y es propiciada principalmente por la pareja. La mujer no cuenta con la misma fuerza física que un hombre, sus estudios no valen de nada cuando son objetos de violencia”, lamentó la doctora al subrayar que las mujeres son quienes contribuyen en gran medida al trabajo público y de la vida privada.

Durante la pandemia, las mujeres han desempeñado un importante papel como trabajadoras, en el sector salud, como estudiantes, a lo que se suma el rol de cuidadoras y hacerse cargo de las tareas domésticas. “Además del home office, en caso de que sus empleadores les permitan trabajar en esa modalidad, también tienen que desempeñar otras funciones en casa, lo que pone en evidencia la desigualdad de la mujer en contraste con las actividades de los hombres”, refirió.

Por ello, la UAEH ha impulsado ordenamientos jurídicos universitarios que ayuden a preservar la seguridad y bienestar de las personas. En octubre de 2019 se efectuó una reforma al Código de Ética e Integridad Académica del Personal y el Alumnado de la UAEH. Además, en diciembre de 2020 se promulgó el Código de Conducta de las Autoridades y Personal de esta casa de estudios, con lo que se refrendó la cero tolerancia a toda forma de violencia de género, así como el hostigamiento sexual dentro de la institución.

En caso de que alguna estudiante o profesora esté sufriendo de violencia de género en la Universidad, la defensora reiteró su compromiso para atender su caso y darle una solución. Las y los universitarios pueden acudir a esta figura universitaria directamente en el sexto piso de las Torres de Rectoría, mediante el teléfono 771-71-7-20-00 extensión 2921, o bien, ingresando una queja en la página web www.uaeh.edu.mx/defensor_univ/. La Defensoría Universitaria emite recomendaciones para que otras dependencias, como el departamento Jurídico y Contraloría, tomen acciones o sanciones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s