Egresada de UAEH explica cómo reconocer dolencias en los gatos

*Abordó temas como el comportamiento normal, las manifestaciones del dolor, así como las diversas escalas en felinos

*“Cuando el gato percibe dolor físico a causa de algún evento externo, puede llegar a afectar la parte emocional, y esto se puede ver reflejado en su comportamiento con otros gatos o con sus tutores”, explicó la experta

Pachuca. – Como parte del Tercer Seminario de Egresados de Medicina Veterinaria y Zootecnia del Instituto de Ciencias Agropecuarias (ICAp) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), se realizó el webinar “¿Cómo saber si mi gato tiene dolor?”, impartido por Ximena Ostos Gutiérrez.

Ximena Ostos es Médico Veterinario Zootecnista y egresada de esta casa de estudios. Ha trabajado en hospitales veterinarios de Hidalgo y de la Ciudad de México.

“Es muy importante saber identificar cuando un gato tiene dolor, sobre todo ahora que han aumentado las consultas médicas, pues recientemente se han vuelto muy populares”, indicó la experta en felinos, quien a través de la exposición de fotografías mostró la condición de algunos ejemplares en revisión y observación, así como antes y después de intervención médica, con el fin de explicar las formas en las que el dolor afecta.

Durante las actividades de la Semana de Medicina Veterinaria en el ICAp, la presentadora afirmó que los felinos, además de ser cazadores, también son presas de animales más grandes, por esa razón es que no expresan el dolor explícitamente, pues no quieren mostrar su debilidad y exponerse al peligro de ser cazados; por ello, la dificultad para notar y atender su dolor por parte de los propietarios.

“Los gatos suelen ser desconfiados, interpretar sus gestos faciales y el movimiento de su cola ayuda a comprender sus estados de ánimo”, manifestó la médico veterinaria al hablar del comportamiento de estos animales.

“Durante la consulta médica podemos enfrentarnos a situaciones complicadas, como la inmovilidad, la evasión, el sobre acicalamiento o la agresión defensiva por parte de los felinos”, apuntó.

Indicó que para determinar el dolor en felinos, el médico especialista debe basarse en tres parámetros: la intensidad, la ubicación y la duración, los cuales se pueden evaluar con ayuda de una historia clínica, un examen físico y comportamientos específicos analizados.

Las escalas de dolor felino también fueron abordadas por la especialista. Ejemplificó que los gatos pueden llegar a sentir desde dolor leve hasta el más intenso, dependiendo de cada una de las tres escalas que expuso.

Asimismo, explicó los desafíos identificados al querer manejar el dolor, como la personalidad del gato; la respuesta a analgésicos, pues no todos los organismos van a responder igual a la ingestión de medicamentos; el miedo o estrés; y el manejo, ya que las condiciones y el contexto en el que se encuentra cada gato varían, así como la forma en la que el veterinario trate al animal.

Por último, presentó el caso clínico de una gata y como conclusión de ésta expresó que se ha comprobado en muchos casos que gracias a saber manejar el dolor, la situación del animal mejora, por lo que presenta actitudes y respuestas favorables postoperatorias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s