Estrés influye negativamente en casos de COVID-19: especialista

*La pandemia trajo consigo un alza en los niveles de estrés en la población derivado de la incertidumbre, el miedo al contagio, la perdida y el aislamiento 

Pachuca, Hgo. – El estrés influye en el contagio y recuperación de los pacientes de COVID-19, declaró la doctora Carolina Alicia Pérez Castañeda, panelista invitada a la Feria Virtual de la Salud realizada en el Instituto de Ciencias Económico Administrativas (ICEA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Alicia Pérez Castañeda, quien labora actualmente en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dentro del área destinada a pacientes con SARS-CoV-2, compartió que de acuerdo con el estudio “Association between high serum total cortisol concentrations and mortality from COVID-19”, del Colegio Imperial de Londres, arrojó que los pacientes con altos niveles de cortisol tuvieron una probabilidad de supervivencia más baja que aquellos que no se encontraban estresados.

“El principal factor de que una persona se salve o no se salve es emocionalmente como se siente al entrar al hospital, si está ansioso o no, para la secreción de las hormonas”, puntualizó la profesional de la salud.

De acuerdo con la internista, el cuerpo humano es incapaz de distinguir el estrés físico del emocional, por lo cual libera sin restricción las llamadas hormonas del estrés, que son el cortisol y adrenalina, con el fin de responder inmediatamente al factor estresante.

Sin embargo, la pandemia trajo consigo un alza en los niveles de estrés en la población derivado de la incertidumbre, el miedo al contagio, la perdida y el aislamiento. Algunas de las afectaciones fisiológicas graves ligadas al estrés crónico son insomnio, problemas cardiacos, dermatológicos y digestivos, depresión, fallas en la regulación del páncreas, bajos niveles en defensas e infertilidad.

La médica Carolina Alicia Pérez Castañeda destacó que en un artículo publicado recientemente por la Nature Public Health Emergency Collection, se descubrió que el virus del SARS-CoV-2 puede disfrazarse de ACTH, una hormona que se encarga de la producción del cortisol; esto provoca que el organismo detecte una anomalía y ataque a las células indiscriminadamente, derivando en un hipocortisolismo crónico en los pacientes con COVID-19.

Esta condición provoca la pérdida de peso, fatiga crónica, debilidad muscular, irritabilidad, también conocido como síndrome post-COVID, y hasta el momento se desconoce si los bajos niveles de cortisol serán permanentes o tendrán un tiempo definido.

Por último, exhortó a las y los estudiantes a tomar conciencia sobre la importancia de la salud mental, tomar acciones para la prevención en lugar de esperar el desarrollo de una enfermedad crónica, degenerativa o que ponga en riesgo su vida. “La salud mental es crucial…hay que darle seriedad”, sentenció.

El panel “Factores Sociales que han influido en la salud emocional de los universitarios en la pandemia COVID-19” estuvo integrado por la doctora Carolina Alicia Pérez Castañeda, los psicólogos Jesús Mario Laguna Aldama, Chrystian Humberto Jiménez Lucio y Carlos Eduardo Gutiérrez Romera, así como la licenciada en nutrición Susibeth  Yazmin Gómez Acosta, quienes abordaron los factores psicológicos, fisiológicos, nutricionales y académicos que intervienen en la salud de los estudiantes de nivel medio superior y superior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: