Con la participación de la escritora y periodista española Rosa Montero, se inauguró el encuentro literario virtual Leerte Cerca

  • El programa se llevará a cabo hasta el 27 de septiembre a través de las redes sociales en Facebook y YouTube de la Secretaría de Cultura del estado de Coahuila.
  • Incluye 19 presentaciones de libros, cinco conferencias, cinco talleres, dos conversatorios y dos charlas, así como dos espectáculos.

Con la charla “De pasiones e historias, mujeres a la buena suerte” en la que participaron la escritora y periodista española Rosa Montero y la sicóloga, antropóloga social y comunicadora mexicana Tere Vale, se inauguró el encuentro virtual Leerte cerca, quienes fueron presentadas por Salvador Álvarez, director de cultura escrita de la Secretaría de Cultura del estado de Coahuila.

La también actriz Rosa Montero, quien ha escrito ficción desde la infancia, compartió que “sabía que tenía que trabajar de otra cosa, porque de la escritura creativa no se vive y menos una mujer, en aquella época. Entonces estudié psicología”; carrera que decidió cursar debido a los problemas de ansiedad que ella padecía y que en su momento no hubo manera de tratar clínicamente.

También fue actriz, le gustaba el teatro y ese mundo le entusiasmaba. Escribir ha sido su gran pasión. Entró al periodismo e hizo dos mil entrevistas después de la dictadura de Franco, mencionó Tere Vale.

Como periodista participó, desde los 19 años, en diversos boletines informativos y en la revista de cine Fotograma, cuando se publicaba de manera semanal y había la posibilidad de publicar sobre diversos temas del ámbito cultural. Inició su colaboración en el periódico El País con una entrevista que le pidieron presentar -para el suplemento dominical- de manera urgente, y que debía entregar en menos de 24 horas. Entonces lo resolvió tras encontrarse con Ana Belén con quien había tenido 27 encuentros periodísticos anteriormente.

Compartió también sobre las situaciones en las que se desarrollaron sus entrevistas con Yasir Arafat “uno de los verdaderos monstruos de la historia”, mencionó; y al Ayatola Jomeini, con quien debía mantener la altura de su propia cabeza, más abajo que la de él, teniendo que adoptar una postura “ridícula” dado que él era un anciano muy bajito, sentado sobre el suelo, en un cojín. Personajes que forman parte de la historia mundial del siglo XX.

Señaló que sus primeros textos literarios no le parecían lo suficientemente buenos para ser publicados, era muy crítica y se exigía mucho. Cuando empezó circular el diario “El País, se convirtió en el nuevo espejo de la nueva sociedad”, ella colaboraba ahí y “el editor de una editorial pequeña” le pidió que escribiera un libro de entrevistas con mujeres feministas que hablaran de la mujer en la transición política española, que le aburría y no avanzaba. Terminó proponiendo “una especie de crónica de ficción narrativa, un libro coral de mujeres, modelos de mujer en la transición”, que le aprobaron. Con Crónicas del desamor, que no le gustó y luego de muchos años permitió que se reeditara, “abrimos la colección de novela, de (la editorial) Debate”.

La autora compartió que le apasiona el género biográfico, escribir y leer biografías. Su biblioteca cuenta con un gran número de ellas, alrededor de 700. Deja ver en su obra su interés por la ciencia, por la mecánica cuántica, menciona Tere Vale invitándola a hablar sobre su novela La función Delta (1981), que identifica como su primera novela, cuya historia se desarrolla en dos partes: 30 años atrás de una escena hospital de la protagonista ocurrida en 2011 y 30 años más tarde. Mientras el personaje tiene 30 y 60 años, respectivamente.

En este conversatorio, Vale le pidió que hablara sobre Bella y oscura que para la escritora “es un umbral, porque creo que es la primera vez que yo realmente escribí -a lo mejor de una manera pequeña- algo que antes no estaba escrito, radicalmente. Es algo a lo que aspiramos todos, a decir unas palabras nuevas; a mirar el mundo desde donde antes nadie lo ha visto”. “Por primera vez me sentí dueña de una mirada propia”. Tere Vale narró al auditorio que esta novela trata sobre una niña huérfana que es salvada de su soledad y la llevan a vivir a un barrio pobre con una familia que es muy extraña en donde hay un personaje llamado la enana, que es una maga.

Además de hablar sobre pormenores de otros títulos de Montero, abordaron la metodología a la que recurre durante sus procesos creativos. “No se puede ser novelista sin ser obsesivo, porque es un trabajo lentísimo, es un trabajo de picar piedra”. Mencionó que ella se lleva un año y medio con el trabajo inicial que incluye anotaciones con pluma en el papel liso, en “cuadernos preciosos”; la estructura le es muy importante, al final de esa etapa toma cartulinas y hace “organigramas de los personajes, de los ingredientes de la novela, de todos los datos y luego hago un montón de combinaciones, casi como rompecabezas -que es fascinante- con los capítulos, con los ingredientes.” “Cuando ya llego a la escritura concreta (…) me siento frente al ordenador y me paso año, año y medio, escribiendo”. Y al final de ese periodo, pudo haber cambiado el número de capítulos o se modificó alguno de los personajes. “Es una criatura viva hasta el final, la novela, y eso lo hace mucho más interesante.”

En el marco inaugural, también se realizaron las presentaciones de los libros Lado sur: narrativa y poética de finales del Siglo XX y principios del XXI, de Ana Josefina Martínez Rodríguez y Clásicos coahuilenses, de varios autores, a cargo de Javier Fuentes de la Peña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: