Salvan a bebé de madre primeriza en Hospital del IMSS-Prospera

  • El recién nacido pesó 4 kilos con 600 gramos.
  • Al momento del parto la madre presentó una hemorragia obstétrica debido al tamaño del bebé, la cual fue controlada por los especialistas.

La oportuna atención brindada en el Hospital Regional No. 30 en Ixmiquilpan, del programa IMSS-Prospera, por parte de especialistas salvó la vida a una mujer de 32 años con obesidad mórbida, quien dio a luz a su primer bebé el cual representaba un factor de riesgo al tener una talla y peso elevados.

La paciente primeriza, acudió al servicio de urgencias del nosocomio esto por presentar el tope gestacional de 42 semanas y una actividad uterina irregular, indicó que el producto comenzaba a moverse de manera anormal pues comenzaban  las contracciones.

“Al revisarla, pudimos notar que uno de los factores de riesgo más altos era la obesidad de la madre, ya que pesaba más de 100 kilogramos y su altura era de 150 centímetros, presentando un índice de masa corporal 35 (obesidad con riesgo de diabetes), aunado a esto se calculó el peso del bebe en 3 kilos con 800 gramos por lo que era un bebé  grande, pudiendo llegar a complicar la labor de parto” indicó el especialista en Cirugía General y Gestor de Calidad y Educación de Salud del Hospital, Atemoc Díaz Alcántara.

Salvan a bebé de madre primeriza en Hospital del IMSS-Prospera

Considerando que la mamá era primeriza y el tamaño del bebé, habría la posibilidad de alguna eventualidad en el trabajo de parto, por lo que se tomaron todas las precauciones y se comenzó la labor. Al notar que la inducción no fue exitosa, después de 24 horas y bajo los cuidados de los médicos del hospital se decidió realizar la cesárea.

El especialista,  puntualizó que se indujo a labor de cesárea debido a que ya comenzaba con signos de preclamsia, pudiendo presentar daño en riñones e hígado, los cuales afortunadamente no se dañaron. Sin embargo por la obesidad de la paciente, al momento del parto se originó una hemorragia obstétrica,

Se comenzó con el manejo quirúrgico en el cual participó la especialista en Cirugía,  Esther Rivera Vallejo; “se le realizó la ligadura de las arterias uterinas y se pudo controlar el sangrado. El recién nacido pesó 4 kilos con 600 gramos” señaló Díaz Alcantara.

Después de estar en observación, tanto la madre como el bebé se  dieron de alta, con la indicación de cuidar su peso, ya que esto con el paso del tiempo puede dar origen a  diabetes e hipertensión.

Así mismo el especialista Atemoc Alcántara, señaló que el 60 por ciento de la atención brindada en el nosocomio corresponde a pacientes obstétricas, que acuden a la resolución de sus embarazos desde comunidades muy alejadas, lo que representa un gran reto para los médicos, ya que deben de estar debidamente capacitados y especializados sobre este tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: