Gracias a trasplante de riñón, ahora el pequeño Jesús Alberto puede seguir sus sueños de estudiar

*El pequeño Jesús Alberto, presentó en primera instancia insuficiencia renal; posteriormente se tuvo que requerir de un trasplante de riñón

*El riñón que recibió fue por parte de uno de sus familiares

Pachuca, Hgo.-La fortuna de contar con un familiar compatible en sangre y el trabajo interinstitucional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), logró que el pequeño Jesús Alberto pudiera seguir con su vida como era costumbre, siendo atento, estudioso, el compañero de travesía de su mamá y jugando con sus compañeros, además de perseguir su sueño, ser un exitoso ingeniero.

Todo comenzó con dolores de pies, cansancio sin razón aparente y falta de apetito; posterior a realizarle unos estudios a Jesús, descubrieron que presentaba insuficiencia renal, por lo que fue tratado con diálisis durante año y medio en el Hospital General de Zona con Medicina Familiar (HGZ/MF) No. 5  de Tula.

Posterior al tratamiento, médicos tanto del nosocomio de Tula como del Hospital la Raza, indicaron que tenían que comenzar la búsqueda de algún familiar que les donara un riñón, o entrar a protocolo para ingresar a la lista de trasplantes.

Después de dos intentos, bajo las técnicas especializadas y cuidado de los médicos del Seguro Social, su cuerpo finalmente aceptó el riñón de uno de sus familiares, así lo relató su madre Patricia Pérez, quien sabe de lo que es pasar por  este padecimiento, ya que ella también sufre de insuficiencia renal.

Por su parte el pequeño Jesús, dijo se sentía agradecido con las enfermeras que cuidaron de él y los doctores que lograron que su cuerpo aceptara el riñón donado. “Cuando me dijeron que yo era compatible, fue una emoción muy grande y aunque sé que hay personas que me apoyaron muchísimo, en especial a la delegada del IMSS, Maria de Lourdes Osorio Chong, a quien no he podido agradecer, pero espero le hagan llegar mi agradecimiento”.

PatriciaPérez, madre del pequeño Jesús Alberto, resaltó con alegría en sus ojos que ahora su hijo ya es libre, ahora podría ir a la escuela a aprender, jugar, salir con sus amigos; y lo único que le pidió, preocupada por su futuro, es que se cuidara y valorara el riñón, cuidando su alimentación, su cuidado personal y llevar con salud su vida diaria.

Además puntualizó que durante su estancia en el proceso de trasplante y en las consultas que han tenido tanto en el HGZ/MF No. 5, como en el Hospital General de la Raza, el servicio fue amable y oportuno.

Finalmente el chiquillo emocionado dijo que con esta oportunidad continuará sus sueños hasta poder convertirse en un exitoso ingeniero, por lo que cuidará día con día el riñón con el que fue trasplantado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: