TARJETA DE CRÉDITO

escribiendo derechoEl presente artículo tiene como finalidad dar a conocer a la ciudadanía lo que es una tarjeta, teniendo como objetivo que los tarjetahabientes dispongan de un conocimiento básico de lo que es este instrumento bancario o de tiendas departamentales, su forma de uso, ventajas y desventajas, derechos y obligaciones de las partes contratantes, así como lo que debe de hacerse en caso de robo o extravío y cuando se comete un abuso por parte de la instituciones bancarias.

En primer, lugar debemos saber qué es una tarjeta de crédito. Se trata de un instrumento a través del cual usted puede realizar compras y pagarlas posteriormente o disponer de efectivo en los cajeros automáticos.

Es importante hacer una diferenciación entre una tarjeta de crédito y una de débito. Lo anterior, si se parte de que el dinero con el que cuenta la primera de las mencionadas no es propio, sino que es un préstamo que se le hace a las personas; y por el contrario, en el caso de la segunda, es dinero propio que se encuentra depositado en la institución bancaria.

Ahora bien, es preciso indicar que la tarjeta de crédito por sí sola no produce derechos y obligaciones, sino que es necesaria la firma de un contrato entre el banco que la emite y la persona que la solicita. En este sentido, si a su domicilio le llega una tarjeta que usted no solicitó y como consecuencia no firmó ningún contrato, no tiene ninguna obligación frente al banco.

El uso de las tarjetas, al igual que el crédito en general puede ser beneficioso o perjudicial de acuerdo a cómo se empleen. Un uso responsable maximiza las ventajas y disminuye considerablemente las desventajas.

Lo peor que se puede hacer es tomar a la tarjeta de crédito como una extensión del ingreso. El no planificar los gastos a realizar con tarjeta puede llevar a rebasar su capacidad de crédito y como consecuencia de los propios ingresos de la persona.

Dentro de las ventajas que da una tarjeta de crédito, tenemos las siguientes:

• Anticipar compras difiriendo el pago: compra hoy y paga mañana.
• Financiar sus compras.: paga en abonos lo que quizás no podría pagar al contado.
• Seguridad por no tener que llevar dinero en efectivo o chequeras.
• Facilita la administración de las cuentas si se consolidan los gastos en una tarjeta.

Por cuanto hace a las desventajas, tenemos las siguientes:

• Puede incluir costos adicionales.
• Puede generar dificultades monetarias si se pierde la cuenta de cuánto ha gastado.
• Facilita la compra compulsiva.: la compra con tarjeta muchas veces va asociada con la falsa sensación de que no se paga o se paga después.

Otro aspecto que se debe de tomar en consideración  son las obligaciones del tarjetahabiente, dentro de las más importantes destacan las siguientes:

  • Firmar el contrato de crédito.
  • Efectuar al banco las disposiciones del crédito, así como el pago de intereses, cuotas y comisiones pactadas.
  • Reportar de inmediato el robo o extravío de la tarjeta.
  • Respetar el límite de crédito autorizado.

A su vez, también existen obligaciones del banco y dentro de ellas encontramos las que a continuación se enuncian:

  • Expedir y entregar la tarjeta al titular de la misma.
  • No modificar los términos y condiciones del contrato durante su vigencia.
  • En esto último, cabe señalar que los bancos en muchas ocasiones unilateralmente cambian las condiciones de pago.
  • Enviar mensualmente a la persona un estado de cuenta indicando los cargos y abonos.

En este último sentido, cabe hacer notar que los bancos no cumplen con esta obligación, porque ahora señalan que existe la consulta vía telefónica e Internet, sin embargo resulta complicado hacerlo por estos medios, en primer lugar por los pasos a seguir para poder entablar una comunicación con un ejecutivo, y en segundo lugar mucha gente no lo puede hacer por varias razones, a pesar de que en la actualidad se tiene mas acceso al sistema de Internet.

Dentro de la problemática de que no se recibe el estado de cuenta, oportunamente lo recomendable es repórtalo ante el banco o vía telefónica, aún y con su pésimo servicio.

Otro aspecto de suma importancia para el usuario de las tarjetas de crédito es que este pago es engañoso, ya que lo único que se está haciendo es evitar incurrir en mora, porque la diferencia entre este pago y el total del adeudo sigue generando un interés que podemos llamarlo ordinario del total del adeudo. Ahora, el no realizar dicho pago genera que se va a incurrir en mora y como consecuencia acarrea que además del interés que ya se está pagando por la deuda, ahora se genere un nuevo interés que va a ser el moratorio y de ahí es lógico que el adeudo va en aumento y que pasado el tiempo la deuda sea impagable por el alto costo de los intereses, lo que va a traer como resultado la demanda del juicio ejecutivo. Para el caso de incurrir en mora por cualquier cuestión, se recomienda acudir al banco con algún ejecutivo y realizar la negociación de reestructura del crédito, o en su defecto tratar de pagar lo más posible.

Otro de los problemas con el uso de la tarjeta es el robo o extravío, por lo que se recomienda al usuario en primer lugar reportarla al banco, para que ésta sea cancelada o bloqueada y lo que generalmente hacen los bancos es recomendar que se inicie la averiguación previa ante la Procuraduría General de Justicia.

Por último, en muchos casos existen irregularidades cometidas por parte del banco, de ser así, lo recomendable es acudir ante la CONDUSEF, que es un organismo creado para la protección de las personas que utilizan los servicios bancarios y aquí se les va a dar la orientación y asesoría correspondiente para hacer los trámites ante el banco a través de los procedimientos señalados en su ley.

Con todo lo anterior, debe de concluirse que las tarjetas de crédito constituyen un préstamo que hacen las instituciones bancarias, debiendo de tener mucho cuidado las personas que hacen uso de este instrumento crediticio, tomando en consideración lo que perciben como ingresos, ya que en caso de no hacer un uso adecuado de la misma les puede traer como consecuencias graves tener deudas impagables, que en un momento dado van a repercutir en su economía.

Cuando el usuario contrate,  debe tener en consideración el informarse cuál es el banco que maneja la tasa de interés más baja, así como servicios. También se le recomienda no recibir las tarjetas que lleguen a su domicilio sin la firma previa del contrato de apertura de crédito y, para el caso de sufrir robo o extravío, reportarlo de inmediato al banco e iniciar su averiguación ante la Procuraduría General de Justicia, esto con la finalidad de que no se haga un mal uso de su tarjeta; y si nota alguna irregularidad con el servicio prestado por el banco, denunciarlo ante la CONDUSEF, quien le dará la orientación y asesoría correspondiente. Por último recuerde: no gaste más de lo que tiene.

Lic. Delfino Leopoldo Santos Díaz
Juez  Civil y Familiar de Apan

Cualquier duda, comunícate con nosotros en:
@Habla_Derecho
@TSJHidalgo
www.facebook.com/ProgramaHablandoDerecho
http://www.facebook.com/TribunalSuperiorHidalgo

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: