Exhorta IMSS a procurar salud bucal desde bebés

  • El 90% de los adultos han padecido caries, una patología muy común que se puede prevenir desde la infancia e incluso desde el embarazo

Pachuca, Hgo.- Aunque sean temporales, los dientes de los bebés son igualmente afectados por la caries, y son precisamente los azúcares de la leche y otros líquidos que se ofrecen en biberón los que causan el problema; advirtió el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Hidalgo.

La Coordinación de Estomatología de la Delegación IMSS Hidalgo explicó que la caries dental es una enfermedad infecciosa crónica que consiste en la desmineralización y desintegración progresiva de los tejidos dentarios calcificados; un proceso que da como resultado la destrucción final del diente, desde su superficie hacia el interior, como efecto de algunos ácidos producto de la combinación de bacterias existentes en la boca con restos de líquidos dulces y remanentes de alimentos. La caries ocurre después de ataques ácidos frecuentes; por eso no sólo influye lo que beben los niños, sino la frecuencia y por cuánto tiempo se encuentran sus dientes expuestos a ellos.

Los especialistas destacaron que la caries causada por el biberón se conoce también como “caries dental del bebé o síndrome del biberón”, que afecta la dentición primaria de los niños, conocidos como “dientes de leche”. Ocurre cuando los dientes de un niño se encuentran expuestos a líquidos azucarados por periodos prolongados o por el uso del chupón endulzado, sobre todo si contiene miel o mermelada y, principalmente,  debido a la falta de higiene.

Alertaron que la madre debe recibir atención y tratamiento dental desde el embarazo, el cual no representa daño para alguno de los dos; debe informarse y educarse sobre la higiene bucal del pequeño, la cual tiene que iniciarse limpiándole las encías con el dedo índice envuelto en una tela perfectamente limpia o una gasa estéril, a modo de cepillo, que se frota por todas las caras y borde dela encía. Esta higiene se realiza desde la primera vez que se alimente al bebé y después de cada comida, para que la cavidad bucal se mantenga limpia y así también se cree un hábito de higiene que permanecerá toda la vida.

Cabe destacar que la limpieza de este tipo debe continuar hasta aproximadamente los seis meses de edad cuando irrumpan los primeros dientes y hasta el primer año de vida, cuando habrá que empezar a cepillarlos con un cepillo suave; a los dos años se pondrá pasta dental al cepillo en pequeña cantidad, y a los tres años el cepillado lo realizarán los mismos niños, siempre bajo la supervisión de un adulto.

El IMSS Hidalgo exhortó a los padres a que desde los tres años de edad de los pequeños sean llevados a consulta dental para que les apliquen flúor tópicamente cada seis meses, el cual les protegerá su dentadura; además de que es aconsejable revisar periódicamente la boca de sus hijos y acudir al especialista en caso de detectar alguna anomalía.

Es importante que los padres estén informados de que la salud bucal de sus hijos repercutirá en un mejor desarrollo físico y mental, además de que se evitarán molestias en la adolescencia y edad adulta por problemas de caries.

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: