Tatuajes y piercings, una moda riesgosa: IMSS

  • La Delegación del IMSS Hidalgo alertó a los a los jóvenes para que concienticen antes  de realizarse estos procedimientos y que lo hagan en lugares seguros
  • Durante 2009, el Instituto registró 34 casos de hepatitis, una de las enfermedades que con mayor frecuencia se puede contagiar por estas prácticas

 Desde hace cinco a años,  ha ido en aumento la demanda para atender lesiones en la piel provocadas por un proceso infeccioso derivado de la realización de tatuajes o perforaciones en condiciones inadecuadas o sin los cuidados necesarios, informó la Jefatura del Servicio de Dermatología del Hospital General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Pachuca.

 Desde tiempos remotos y prácticamente en todas las culturas, los seres humanos siempre han buscado embellecer su cuerpo con adornos tales como: tatuajes, piercings y perforaciones corporales, tintes para el cabello, tratando con ello de resaltar un evento especial, de sentirse parte de un grupo, de agradar a la pareja o de seguir una tendencia de moda; sobretodo en la juventud.

 De acuerdo a especialistas del Instituto, hacerse un tatuaje no es algo totalmente inofensivo, ya que se corren riesgos y hay que estar seguros de que el lugar al que se acude para hacérselo cumpla con todos los requisitos que establecen las normas de salubridad.

 Cabe advertir, que si no se respetan las condiciones de seguridad e higiene se pueden contraer infecciones tan graves como la hepatitis (tipos B y C) o, en caso extremo contagiarse del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

 Por su parte, la Jefatura de Prestaciones Médicas de la Delegación del IMSS Hidalgo informó que durante 2009 se registraron 15 casos de hepatitis tipo A, 13 más tipo B y otros seis del tipo C.

 Quien se hace un tatuaje tendrá problemas para obtener un diagnóstico mediante resonancia magnética, se le negará la posibilidad de ser donador de sangre, además de que en ocasiones se le complicará adquirir algún trabajo y le será muy difícil extraer los pigmentos siendo casi imposible por la profundidad; así que debe pensarse muy bien antes de realizarse.

 Un piercing o perforación consiste en la colocación de un pendiente o de una argolla  en alguna parte de la piel, dejando que ésta cicatrice alrededor del objeto incrustado.

 Al igual que los tatuajes, el procedimiento de colocar un arete un la ceja, lengua, labios, ombligo, nariz u otra parte del cuerpo debe ser realizado por un experto en la materia, ya que algunas personas pueden desarrollar reacciones alérgicas tanto a los pigmentos como a algunos metales.

 El IMSS Hidalgo alertó a los jóvenes y sus padres para que siempre se cercioren de que al realizar cualquiera de estos dos procedimientos se utilice material desechable, sellado y no reciclado; nunca debe realizarse  en un puesto callejero o en la playa.

 Además de los riesgos de transmisión de enfermedades, el peligro al depositar un colorante ajeno al cuerpo es que se puede producir inflamación severa o persistente y un rechazo total al procedimiento originando una cicatrización alterada, demasiado grande, abultada y rojiza; incluso se llegan a presentar descamación de la piel, sobretodo si no se siguen los cuidados recomendados posteriores a la realización del procedimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: